El nombre significa panel de yeso y en inglés tiene sinónimos como “drywall”, “plasterboard”, y “gypsum board”. Se dice que colocar paneles de yeso es un trabajo que solo hombres grandes y fuertes pueden hacer. Sin embargo, con algunas instrucciones y un poco de información, cualquiera podrá colocar paneles de yeso. En realidad, es parecido a colocar papel tapiz. El mayor desafío en colocar paneles de yeso está en el tamaño y grosor de las piezas

Parte1

Consigue los materiales

Compra el panel de yeso. Ve a la tienda de materiales de construcción. Los paneles de yeso se venden en diferentes tamaños y los más comunes son 1,2 x 2,4 m (4 x 8’), 1,2 x 3 m (4 x 10’) y 1,2 x 3,6 m (4 x 12’). El tamaño más fácil de manejar es 1,2 x 2,4 m (4 x 8’) y es el que mejor resulta. También se puede conseguir paneles de 1,3 m (4,5’) de ancho.

  • Los paneles de yeso de 1,27 cm (1/2”) de grosor son bastante económicos. Ese es el grosor promedio y da buen resultado en la mayoría de los casos.
  • Lleva el panel a tu casa en posición horizontal para evitar que se quiebre o doble en el trayecto. Si necesitas guardar los paneles por algunos días, guárdalos en posición horizontal, uno arriba de otro para que no se alabeen o se le rompan las puntas.
Reúne las herramientas y materiales necesarios. Necesitas muy pocas herramientas para colocar paneles de yeso. Bastará con una cuchilla y algunas hojas de repuesto, un martillo (o un taladro para paneles si es que los vas a atornillar a la pared), herramientas filosas y derechas para cortar y medir (venden reglas T especiales para paneles de yeso), y muchos clavos y tornillos para paneles de yeso.[1]

  • Puedes colocar paneles de yeso usando clavos o tornillos. Si usas clavos, terminarás haciendo agujeros grandes ya que la cara del martillo es ancha. Puedes rellenarlos luego con gran facilidad pero debes ser un poco más paciente cuando encintes. En cambio, los tornillos son los más elegidos por los profesionales hoy en día. A ningún colocador de paneles de yeso profesional le falta su pistola de tornillos.
  • Quizás te convenga también conseguir un elevador de paneles. Generalmente, los paneles de yeso se colocan a (1,27 cm (1/2”) del suelo. Los elevadores de paneles o los martillos de paneles de yeso te ayudarán a levantar el panel para clavarlo.
Parte2

Prepara el área de trabajo

Quita el panel de yeso viejo. A menos que no haya paneles de yeso anteriores, debes quitar los paneles viejos en vez de intentar rellenar con pedazos de paneles. Tendrás que arrancar los paneles viejos de las columnas de las paredes y las vigas del techo usando una palanca u otra herramienta (tus manos, por ejemplo) con cuidado de no tocar ningún cable.
Limpia toda la suciedad. Cuando vas a instalar un panel de yeso nuevo, siempre habrá restos de los paneles que quitaste y hará que tu trabajo sea más difícil. Este es un buen momento para pasar la aspiradora a lo largo de los bordes de las paredes. También puedes usar una escoba.
Quita todos los clavos y/o tornillos de las columnas de las paredes y las vigas del techo. Puedes quitarlos o clavarlos más adentro en la madera. Es mejor quitarlos por completo para que no interfieran con los clavos o tornillos que pondrás luego. Luego, pasa un martillo por las columnas y vigas para verificar que hayas quitado o escondido todos los clavos y tornillos. Si te olvidaste de alguno luego tendrás un acabado muy desprolijo.
Parte3

Coloca el panel de yeso

Mide el panel antes de colocarlo. Ten esto en cuenta tanto para las paredes como para el techo. Mide y corta los paneles de forma tal que los bordes queden en el centro de las columnas y vigas.[2] Los paneles de yeso se quebrarán si las uniones no están apoyadas sobre columnas o vigas. Lija los cortes con un surform o una escofina ya que si no lo haces, las piezas no encajarán unas con otras. (NUNCA uses tiza roja para marcar líneas ya que se correrá con el acabado.)
Aplica pegamento en las columnas y vigas antes de colocar los paneles. Justo antes de colocar los paneles, aplica pegamento sobra cada columna y viga que cubrirás con ellos. No es necesario aplicar pegamento en cada columna pero los profesionales lo hacen y es muy recomendable hacerlo.

3Primero coloca lo peor, los paneles del cielo raso. Es muy importante el orden que sigues para colocar los paneles de yeso. Si no has alquilado un elevador de paneles, tendrás que colocar los paneles del cielo raso con la ayuda de dos o tres personas. Los elevadores de paneles levantan las piezas por medio de un sistema hidráulico y todo lo que tienes que hacer es clavar o atornillar los paneles a las vigas. Si no tienes esta máquina, construye dos soportes en forma de T para que te sea más fácil la colocación. Haz dos soportes en T, uno por cada extremo del panel que levantarás. Hazlos un poco más altos que la altura al techo para poder calzar con seguridad los paneles en su lugar. Primero debes levantar un poco el panel con tus manos y luego ubicar los soportes en T debajo del panel. Levanta el panel, cálzalo en las vigas del techo y sostenlo así mientras lo clavas o atornillas. No intentes forzar los paneles para encajarlos ya que se romperán o reventarán y harán un desastre.

  • Marca el medio de las vigas en cada una de ellas para evitarte molestias. Siempre empieza a colocar los paneles desde una esquina y nunca desde el centro hacia los lados. Empieza en una esquina y sigue trabajando en línea perpendicular. No comiences una nueva hilera hasta terminar la que empezaste.
Marca el centro de las columnas en los paneles del cielo raso. Asegúrate de atornillar o clavar el panel a la columna que cubre. Usa un detector de vigas para encontrar las columnas, que deben estar a aproximadamente 40 cm (16”) una de otra, y coloca cuatro o cinco tornillos o clavos a lo largo de la columna con la misma separación entre clavo y clavo.

  • Sin importar si trabajas en la pared o en el techo, asegúrate de colocar el panel de yeso en perpendicular al marco. Por la forma en que se fabrican los paneles, la resistencia de las piezas se distribuye a lo largo. Esto significa que es mejor colocarlo en perpendicular y no en vertical para que tenga más resistencia.
Corta el panel con una cuchilla y una regla T.[3] No hace falta que cortes muy fuerte para cortar el panel de la forma que quieres. Mientras cortas, haz una línea a través del papel del panel (sobre la parte de adelante del panel). Luego, parte el panel separándolo desde la línea.

  • Seguramente debas cortar el panel de una forma irregular para colocarlo alrededor de un respiradero, por ejemplo. Haz el proceso de corte como lo harías normalmente solo que haciendo cortes más pequeños en vez de uno solo grande. Recuerda que puedes cortar más si hace falta pero no puedes recuperar lo que ya cortaste.

6 Cuando hayas terminado de trabajar en el cielo raso, continúa con las paredes.[4] Recuerda que debes colocar los paneles horizontalmente. Puede parecer más difícil que colocar los paneles verticalmente pero en realidad no lo es.[5] Coloca primero la pieza superior. Ensambla esta pieza a la pieza del cielo raso y clávala o atorníllala. Esto puede requerir trabajar con otra persona que te ayude pero si eres fuerte puedes hacerlo solo si no hay nadie que pueda darte una mano.

  • Recuerda empezar por una esquina y completar una hilera antes de seguir con otra.
  • Ensambla los paneles inferiores a los superiores. Si bien deben estar cerca uno del otro, puedes dejar un espacio pequeño para luego poder encintar y recubrir las uniones de los paneles. Por eso, no necesitas preocuparte por lograr un trabajo perfecto de una sola vez.

7 Sigue trabajando en toda la habitación hasta terminar. Trabaja despacio e ininterrumpidamente, tratando de evitar errores y planeando qué es lo que harás. Mientras estés colocando los paneles, recuerda lo siguiente:

  • Aplica pegamento en las columnas antes de colocar los paneles.
  • Coloca cuatro o cinco tornillos por columna y aseguráte que están sobre la columna. No tengas miedo de empujar fuerte el tornillo con el taladro.
  • Fíjate cómo trabajar con ventanas, puertas, instalaciones y otros obstáculos. Si tienes obstáculos y no sabes cómo acomodar los paneles, consulta a un contratista.
  • Con un cuchillo para paneles de yeso, revisa que ningún tornillo o clavo esté sobresalido. Si hay alguno sobresalido, deberás empujarlo o quitarlo cuando estés encintando las uniones, pero esto te pondrá un poco molesto.
Parte4

Termina tu trabajo

Lee sobre cómo encintar y recubrir los paneles de yeso una vez colocados.Debes cubrir todas las uniones de las piezas, tanto las esquinas interiores como exteriores. Esto ayuda a aislar los paneles y a tener un resultado más prolijo.
Lee sobre cómo hacer el acabado. Hacer el acabado requiere cubrir todos los paneles con una capa fina de pasta para uniones de panel de yeso y luego quitarla para darle a la superficie un efecto parejo. Este paso es imprescindible para que la habitación quede como si un profesional la hubiera hecho.

Fíjate cómo darle textura a los paneles de yeso, si es lo que quieres. Si quieres darle un toque a tus paredes, lee la guía para ver varias opciones.
4 Lee sobre cómo aplicar una capa de imprimación y pintar los paneles de yeso.Tus paredes están casi listas, solo falta un último paso: aplicar una capa de imprimación y pintar la pared. Cuando hayas terminado, tendrás una hermosa habitación hecha de paneles de yeso resistentes y con un color apropiado.

Leave a Reply